viernes, 11 de septiembre de 2009

Capital de oportunidades (mención honorifica en 120 palabras)

Tijuana siempre ha sido una ciudad llena de oportunidades, piensas mientras bajas del taxi y te diriges a la plaza Santa Cecilia. Ahí se encuentra tu novia. Esperas darle una sorpresa ya que se supone saldrías tarde de trabajar. Llegas al Dragón Rojo y la ves besándose con otro. Pinche vieja güila, repites una y otra vez. Te apresuras a salir y entras al Bar Turístico para decidir que vas hacer. Te sientas en la barra, pides una cerveza, pagas y enciendes un cigarrillo mientras meditas la situación. De súbito se acerca una linda joven y te dice alegremente, Hola, me llamo Melissa. Sonriendo vuelves a pensar, Tijuana siempre ha sido una ciudad llena de oportunidades.

viernes, 12 de junio de 2009

Ka-Tet Magazine [Convocatoria]

Ka-Tet Magazine es una revista en ciernes especializada en ciencia ficción y terror.

Para publicar con nosotros puedes mandar.

• Minificciones (no más de 250 palabras)
• cuentos cortos (de 2 a 5 cuartillas)
• cuentos largos (por entrega de 5 cuartillas a 20)
• poesía
• ensayos
• artículos
• artes visuales (fotografía, pintura, etc.) en calidad de impresión.

Todas las colaboraciones deben pertenecer al género de ciencia ficción o terror, sin excepciones.
Las colaboraciones deberán de ir acompañadas de un currículo corto del autor, correo electrónico, así como de su título y técnica (en caso de ser necesario).

Las colaboraciones deben ser enviadas al correo: ka.tet.magazine(arroba)gmail.com.

El cierre de la convocatoria es el 28 de julio del 2009.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Breve reseña sobre la brevedad

La minificción es un género literario también conocida como, cuento brevísimo, minicuento, microrrelato, cuento ultracorto, o microcuento es una corriente iniciada en Latinoamérica por Julio Torri y Rubén Darío, y que ha tenido un gran auge en este nuevo siglo en el resto del mundo, especialmente en Japón. En Latinoamérica han sido muchos y grandes los escritores que han cultivado este género, tales como Juan José Arreola, Augusto Monterroso, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges, Marco Denevi, etc. En la actualidad son numerosos y comunes los concursos de minificciones, así como las antologías y libros dedicados al género, así como encuentros destinados a discutir y difundir este tipo de literatura.
Así pues la minificción (como la llamaremos en el transcurso de este texto) es un género nuevo en el mundo de la literatura, por ende sus características aún se cuestionan y debaten entre teóricos, escritores, y lectores. Definiciones existen muchas, aunque por lo pronto nos quedaremos con la siguiente de Lauro Zavala “La minificción es la narrativa que cabe en el espacio de una página.” Así pues la minificción es una historia que no sobrepasa la cuartilla (entendiendo como tal una hoja escrita por un solo lado con fuente Times New Roman, 12 pts., a doble espacio) y que contiene las características principales de un cuento (principio, nudo y desenlace).
Como se había dicho anteriormente las características de este género siguen siendo objeto de discusión entre los críticos, se han establecido ciertas características que se consideran elementos básicos del género tomando en cuenta las opiniones de cuatro especialistas en el tema (Violeta Rojo, Lauro Zavala, Francesca Noguerol Jiménez y Dolores M. Koch) los rasgos principales son los siguientes: brevedad extrema (menos de una cuartilla como ya se menciono), estructura hibrida (mezcla frecuente de géneros), estructura elíptica (supresión de algunos términos en las oraciones, lenguaje telegráfico), humor (parodia, ironía, sarcasmo), intertextualidad (relación del texto con otros textos).
Por sus características la minificción es un género hibrido, además que sus diferentes particularidades exigen una complicidad por parte del lector, demandando así una lectura interactiva y voraz. También tomemos en cuenta que la minificción es un género capaz de poder adaptarse al contexto social en el que vivimos, al ser tan extremadamente breve se puede aprender de memoria, leer en un graffiti, un mensaje de texto al celular o de forma impresa en periódicos o revistas a cualquier momento del día sin importar que tan atareado sea el día del lector en cuestión. De esta forma la minificción toma el lugar de un valioso antídoto para combatir la falta de lectores en está época de sequía. Así pues no queda más que dejar una invitación a desarrollar el género, pero por favor, sea breve.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Minificciones ganadoras del III concurso de minificción de la UABC

El gemir de los gatos
Cuando niño, allá en el pueblo oía a medianoche el gemir de los gatos. Yo le decía a mi Tata Son como llantos de bebé, me dan mucho miedo. Él, tranquilo, respondía No te espantes, sé valiente. En cambio el señor cura me dijo que eran ánimas en pena, Le han vendido su alma al diablo. Tiempo después abandonamos el pueblo. Mi Tata encontró la fuente de la juventud eterna, y dijo En el pueblo jamás lo entenderán. Yo me sentí feliz por escapar de aquellos maullidos infernales; sin embargo, el día de hoy, me encuentro en este rincón de la casa, escuchando cómo del cuarto del Tata se escapa un prolongado y tormentoso llanto de bebé.

Ícaro
Ha reencarnado. Esta vez ya aprendió la lección. Aún así, en su ansia por llegar hasta el sol ha resuelto convertirse en político. Ahora en campaña regala a los votantes un par de alas de cera.

El que a heirro mtaa a heirro meure
Sempire es lo msmio con etsos letens, los adno extarvaidno por tdoos lodas. Por fovar dinsespe utesd, vrea que prtono los eceuntnro. La csoa es que uno sbae que una sitauóicn cmoo etsá pedue llgaer en cauqleiu meomtno, preo lo crieto es que ncuna se entrcuena uno lo sucientefimente prearpado praa la osaicón. Ya ve utesd, llgeó y me econtrnó sin mis letens, que sin ellos no pdueo ver un crajao. Pero por fovar tmoe aentsio, vrea que en ceustóin de un mnituo los eceuntnro. Gsuta aglo de beebr? Por allá etsa la brraa, tmóese la lirebatd de srversie lo que gsute. En vderad lo espareba dsede hcae tmeipo, smierpe he sibado preevr etse tpio de siatunocies, no por ndaa lluege a la psócioin en la que aohra me ecunenrto, el tempio me ha esañendo a etenrder que uno va fajrodno su poripo disteno y que la csuliadad o la fotruna slóo exetisn praa los proderedes, notsoros ercismibos con nesurto pñuo y ltera cdaa eipdosio de nesurats vadis, y utesd tébmain lo sbae muy bein, el que a heirro mtaa a heirro meure, si no, no etivusrea aquí en etsos memotons, preo mrie, al fin, aquí están los lentes. Ya le puedo ver la cara, ahora puede disparar cuando guste.


miércoles, 1 de octubre de 2008

10 minificciones en binario

En el supermercado
Fui con mamá a comprar la despensa. Cuando llegamos a pagar a la caja vi entrar al Místico, a Mascara Sagrada, y a Octagon. En cuanto iba con ellos todo se hizo bolas, El Místico saco una pistola del saco y empezó a gritar – ¡Esto es un asalto hijos de la chingada, al suelo!!!... ¡Órale cabrones!-. Para eso mamá me había tirado al suelo y no me soltaba. Nada más oí como Mascara Sagrada y Octagon le pedían el dinero a las cajeras. Para cuando logre que mamá me soltara ya era demasiado tarde. Se habían ido sin que pudiera pedirles un autógrafo.



A la carrera
Los pantalones ágiles son gacelas que se sacuden al subir y bajar de cada paso. La camiseta empapada se ondea cual estandarte. Pulseras y collares se abrazan con fuerza para no ser despedidos durante la marcha. Los zapatos como bólidos corren esquivando obstáculos a toda prisa y es que, están por cerrar el centro comercial.